La empresa israelí Beewise ha diseñado una colmena robótica que puede albergar hasta 24 colonias, aproximadamente 2 millones de abejas, tiene el tamaño de un remolque de carga, cuenta con un brazo robótico que se desliza entre los panales, visión por ordenador y cámaras. Además posee aberturas con códigos de colores en los laterales permiten a las abejas entrar y salir.

Este proyecto está enfocado en reducir el riesgo de colapso de las colonias de abejas, que son de vital importancia para el medio ambiente. La idea es crear un refugio seguro para estos pequeños insectos, además de detectar enfermedades, controlar todo agente nocivo que las pueda poner en peligro. La idea de incluir un brazo robótico es poder brindarles la atención que haría cualquier apicultor pero las 24 horas del día durante los 7 días de la semana.

Los expertos han detectado que las abejas han disminuido drásticamente en todo el mundo, en gran parte debido a la agricultura intensiva, el uso de pesticidas, las plagas y el cambio climático. Su importancia radica en el proceso de polinización que ayuda a varias plantas a desarrollarse para nuestro consumo. Dependemos de todos los insectos polizadores para nuestra supervivencia.

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here