¡“Checo” Pérez listo para el GP de Miami!

Faltan unas cuantas semanas para que se realice el Gran Premio de Miami que se llevará a cabo del 06 al 08 de mayo en el Autódromo Internacional de Miami en Miami Gardens, Florida , Estados Unidos y el piloto mexicano “Checo” Pérez está preparado para otra gran carrera., ya que en los últimos meses ha tenido grandes logros en su carrera. Y a medida que crece la emoción en torno al Gran Premio de Miami, “Checo” hace un viaje por las calles de la ciudad de Nueva York y los pantanosos Everglades para finalmente llegar al nuevo circuito.

Todo inicia con una llamada de entre Christian Horner, director del equipo y director ejecutivo de Red Bull y el piloto mexicano, pero el ruido impide que la conversación se escuche claramente, por lo que Pérez decide ir a Miami de acuerdo con la petición que creyó escuchar de Horner.  La única forma de viajar lo más rápido posible es en su auto de escudería.  

“Checho” realiza una llamada a su equipo de pits y todo se pone en marcha para llegar de Nueva York en Miami en alrededor de 11 horas.  El primer problema al que se tiene que enfrentar el piloto mexicano es la falta de luz, pues es demasiado temprano, pero un miembro de confianza de  logra iluminar las calles desde un helicóptero, mientras sale el sol.

Para salir de la ciudad, toma el FDR, pasa por Chinatown conduce por la Quinta Avenida y está rápidamente en el puente de Manhattan y saliendo de la ciudad. Christian se entera del viaje de Checo a través de las redes sociales e intenta contactarlo, pero es en vano: Checo ha dejado su teléfono celular en la habitación del hotel.

La siguiente parada es en los Everglades de Florida, donde “Checo” pierde un poco el rumbo y se encuentra con un cocodrilo bastante grande, afortunadamente se encontró  con Parks Bonifay, un lugareño más amigable de Florida , quien le da las indicaciones correctas para llegar a Miami. Logrando llegar a su famosa Calle Ocho en la Pequeña Habana en donde el equipo de mecánicos esta en un pequeño receso. Gracias a uno de los mejores jugadores de Miami Dolphins, Byron Jones, Checo desciende por la famosa calzada MacArthur, pasando zumbando por los cruceros atracados. Y finalmente llega al Miami International Motordrome, sede del GP de Miami, el cual todavía está en construcción y cerrado.

Una vez más su equipo llegó al rescate y logró abrir las puertas, así el piloto mexicano logró dar las las primeras vueltas alrededor de la nueva pista. La velocidad y el sonido del automóvil aturden a la tenista profesional Reilly Opelka y a los skateboarders Jamie Foy y Zion Wright. Al final  Christian localizó a Checo y lo llama aclarando el malentendido y Checo debe encontrar el camino a casa.

Latest articles

Related articles

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here